@solitalo

A propósito del mensaje que recibimos ayer de los hermanos Pleyadianos de la Luz me ha escrito mucha gente identificándose con su contenido.

A ver, ciertamente desde hace un tiempo se ha dicho que la batalla que se libra en este plano es espiritual y sí ciertamente los hechos y las experiencias de cada uno nos lo ha ido demostrando. Ante esto muchos se asustan y bajan la guardia, justo eso es lo que busca la no Luz, de allí que en el planeta en general se estén viviendo crisis de todo tipo: económicas, políticas, pérdida de valores, educación obsoleta que no sirve para la vida, transgénicos, plagas, maltrato animal.como nunca antes y así un sin fin de cosas…

¿A qué nos lleva esto? Pues a actuar desde la conciencia superior, a comprender que aún permanecemos anclados a la matrix aunque no podamos verlo, o aunque pensemos que ya hemos salido de ella. Lo que percibimos como realidad es simplemente una ilusión, por eso la insistencia de los Maestros en que estemos anclados desde el corazón en la conciencia crística, reconociendo la Luz que ya somos, asumiéndonos como la parte del Todo UNO, de la Fuente infinita.

Cada suceso en nuestra vida que percibimos como negativo, nos desenfoca del objetivo poniendo nuestra atención en esa ilusión de separación, de caos, de abandono y entonces así comenzamos a funcionar desde la crisis y no desde la Luz.

No existe un manual para salir de esto pero las recomendaciones de nuestros guías son vibrar cada vez más alto pasando por encima de las circunstancias y teniendo la plena certeza de que: nunca estamos ni estaremos solos, la ayuda está ahí sólo hay que pedirla; somos Luz y eso no tiene discusión; tenemos las herramientas para seguir adelante siempre; el trabajo espiritual no es de un día es permanente; tenemos que darnos espacios de silencio para centrarnos, escucharnos, sentirnos desde lo más profundo y desde nuestra verdad actuar.

Es normal que haya confusión, desorientación en algunos casos, pérdida de la fe, desmotivación, cansancio, pero somos mucho más grandes que todo eso, y aunque no es fácil, sí es posible.

Ámate, ten tus espacios de reflexión, medita, realiza actividades que aumenten tu vibración, lee lo que te nutra realmente, alíneate con otras personas que estén en tu misma frecuencia, automotívate cada día (no significa estar fingiendo equilibrio sino sentirlo), vive desde el amor, entrega siempre lo mejor de ti, aprende a proteger tu energía, enriquece tu vida, no malgastes tu tiempo, abraza a quien lo necesite el apoyo entre todos es importante y lo principal: brilla siempre! Dios vive en ti y tus guías, maestros,Arcángeles, ángeles y seres de Luz que te acompañan siempre estarán para ti. Los bendigo. Abrazos de Luz! Sol