@solitalo

Cuando tenemos una emoción en nuestro corazón estamos creando ondas eléctricas y magnéticas dentro de nuestro cuerpo que se extienden más allá de nuestros cuerpos hacia el mundo que nos rodea. Y lo interesante es que la investigación muestra que esas ondas se expanden a no solo dos o tres metros sino a muchos, pero muchos kilómetros de donde reside físicamente nuestro corazón. De modo que en estos momentos, en esta sala, esta habitación está afectando a Italia más allá de este edificio, más allá de estas paredes. Y esta tarde verán que cuando se reúnen muchas personas con una emoción, cuando muchos corazones se juntan para crear una emoción, eso puede cambiar al mundo y verán cuánto. Pero solo es un milagro hasta que entendamos la ciencia y entonces deja de ser un milagro y se convierte en una poderosa tecnología interna.

Esta imagen fue creada en un hospital sin medicamentos, en Beijing, China, un hospital sin medicinas, me gusta ese hospital. Esta película muestra a una mujer a la que se le diagnosticó un cáncer de vejiga de tres pulgadas de diámetro. Los médicos occidentales dicen que no pueden hacer nada, que no la pueden ayudar. Por eso ella fue a una clínica en China, donde piensan de otro modo y ellos aplicaron la sabiduría antigua que es la misma que la ciencia que vimos recién.

Verán que hay tres profesionales entrenados para sentir en sus corazones el sentimiento justo, preciso. Ellos crean el sentimiento como si la mujer ya estuviese curada. Crean la emoción como si la mujer ya estuviese curada. Veremos a través de su cuerpo mediante un sonograma. Con el ultrasonido podemos ver dentro de su cuerpo y ver desaparecer el cáncer en tres minutos en presencia del lenguaje que sana. Verán que la mujer está despierta, está consciente, no está anestesiada, cree en el proceso, cree en lo que está sucediendo, y hay tres profesionales entrenados para crear la emoción en sus cuerpos como si la mujer ya estuviese curada. Y en la pantalla de la computadora veremos dos imágenes. Una antes de la curación y la otra es en tiempo real para que podamos ver mientras sucede la curación. Y mientras ocurre la curación oirán a los profesionales cantar una palabra. Y quiero que sepan que no hay magia alguna en la palabra. Podría ser cualquier palabra, pero esta es la que ellos eligieron y que a ellos les refuerza la emoción. Ellos acordaron que esa sería la palabra que crearía la emoción para ellos. Pero quiero que sepan que podría ser cualquier palabra. Lo explico ahora y lo haré mientras vemos la película. Lo eliminaron en 3.40 minutos.

En la forma de pensar occidental, la ciencia moderna dice que esto es un milagro porque no comprenden el campo que conecta todo y no entienden el lenguaje que le habla a ese campo. Pero una vez que lo comprendemos ya no es ningún milagro, es una tecnología.

Escuchen el canto: uasá, uasá, uasá… La palabra que están utilizando, traducida pobremente, significa “ya ha pasado” (it already happened), “ya está hecho”. En sus mentes y en sus corazones están viniendo del lugar en el que la sanación ya tuvo lugar, no que sucederá, no que está por ocurrir o que va a ocurrir lentamente, sino que ya pasó. Y esto es importante, porque el campo de energía del que vamos a hablar es un espejo. Refleja nuestra emoción de lo que estamos experimentando en el momento. De modo que si nuestra creencia es que está a punto de suceder, o que nuestra relación perfecta vendrá a nosotros algún día, o que nuestra abundancia en el banco tendrá lugar algún día, el campo seguirá reflejando “algún día”, algún día”, porque tienen un final abierto, no hay conclusión. Es muy sutil. Este es un entendimiento muy poderoso de cómo funciona este campo.

Este campo del que vamos a hablar, la matriz divina, refleja el ahora, no el futuro ni el pasado, el tiempo presente. De modo que lo que elegimos experimentar en nuestras vidas primero tenemos que sentirlo en nuestro corazón como si ya hubiese sucedido. Y esto es algo que sucede todo el tiempo en esta parte del mundo. No es una curación única, lo hacen todo el tiempo. Han tratado más de 180 enfermedades en más de diez años. Pero cuando la ciencia médica lo ve, no le encuentra sentido, porque ella dice que nuestras creencias, nuestros sentimientos y nuestras emociones no tienen efecto en el mundo más allá de nuestro cuerpo y nosotros sabemos que eso no es cierto.

Los tres experimentos que vimos anteriormente sugieren que la “matriz” de Max Planck son los conductos que permiten los resultados que vemos en estos experimentos y 1) que el ADN humano tiene un efecto directo sobre nuestro mundo físico y 2) muestran que la emoción humana cambia el ADN que está cambiando nuestro mundo físico y eso está sucediendo porque hay un campo que conecta todo.

El experimento sugiere que la matriz de Max Planck es el conducto. Ahora bien, la idea de que todo está conectado es muy vieja. Incluso en la ciencia, en los años 1800 existía la creencia de que había una red invisible de energía que lo conecta todo. Y los científicos lo debatían acaloradamente, había mucha controversia sobre si este campo existía o no.

Se realizó un famoso experimento para determinar si el campo, llamado el campo de “éter” existía en realidad. En 1887 el experimento Michaelson-Mosley fue diseñado para demostrar si había un campo o no. En mi opinión, fue un buen experimento, sin embargo, fue pobremente interpretado.

Durante más de 100 años, nuestra ciencia se ha basado en la creencia de que es incorrecto. Lo interesante es que 100 años después, en 1986, la Fuerza Aérea de los EE.UU. repitió ese experimento con un equipo mejor y en agosto de 1986 publicaron el resultado en Nature, una publicación científica de mucho prestigio y llegaron a la conclusión de que el campo sí existe. (Nature, agosto 1986, Volumen 322. Página 590)

Y no solo dijeron que el campo estaba ahí sino que medía exactamente como lo habían predicho Morley y Michaelson 100 años atrás, solo que entonces no tenían el equipo para resolverlo. Ahora bien, ¿por qué no lo supimos? Esto hubiera tenido que estar en la portada de todas las revistas y periódicos importantes. Esto tendría que haber haber estado entre las noticias destacadas de CNN o de Sky News. Pero este cambio es todo para los científicos porque los libros de texto dicen que el campo no está ahí. Carreras enteras están basadas en que el campo no está ahí. Y ahora lo está.