@solitalo

La obsidiana nevada es una roca muy llamativa que algunos consideran es artificial por sus extraños patrones. Sin embargo, se trata de una variante más de la preciada gema, resultante del cristalizado de la materia volcánica que le da origen. Constituye una hermosa adición para la colección de rocas de aficionados y amantes de los cristales.

Se considera una piedra de equilibrio y fortaleza, se utiliza en el trabajo energético para conectar cuerpo y espíritu y promover la estabilidad individual. Sus manchas blancas son más que un ornamento, son herramientas para sacar a la luz todo lo que está oculto y de esta manera resolver los conflictos cotidianos.

Además de sus múltiples propiedades energéticas, la obsidiana nevada es muy valorada en el mercado de la joyería dado que con ella se pueden realizar llamativas prendas.

Propiedades protectoras

Al contar con una obsidiana nevada, se cuenta con un escudo que repele las energías negativas, bloquea los ataques psíquicos y aparta las influencias negativas. Aunque debe utilizarse con precaución pues en su búsqueda de lo negativo puede también atraer lo que está mal dentro de nosotros, es útil mantener piedras de obsidiana nevada en la entrada de la casa para que puedan proteger el hogar de cualquier flujo de energía oscura que trate de ingresar.

Protege además de nuestros propios miedos, fallas y vergüenzas, sin embargo, para ello primero debe actuar haciendo que estas energías salgan desde lo más profundo de nosotros, por lo que se debe estar preparado para hacer frente a estos elementos de nuestro ser de los que tal vez no tenemos plena consciencia.

Propiedades curativas

Actúa sobre el sistema circulatorio promoviendo su correcto funcionamiento y la desintoxicación de la sangre.

Alivia las molestias y dolores del sistema musculoesquelético. Ayuda a controlar los estados de nerviosismo y ansiedad generalizada, así como las depresiones profundas.

Propiedades energéticas

Estimula la autoconciencia despertando la visión de la verdad y del conocimiento interior. Se cree que actúa además como un espejo del alma que permite ver no solo los éxitos sino también los errores, los miedos e incluso los deseos ocultos.

Ayuda a reconocer los pensamientos equivocados y los patrones mentales estresantes para el individuo. Alivia tensiones y estimula el crecimiento espiritual partiendo de la liberación y eliminación de aquello que nos ata al pasado y al estancamiento mental.

Se dice que la obsidiana nevada elimina los miedos y bloqueos espirituales,te enseña a valorar tanto los errores como los éxitos,es una piedra de pureza que otorga equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu, la obsidiana nevada te ayuda a reconocer y liberar los pensamientos equivocados y los patrones mentales estresantes, es un mineral que ayuda en la meditación.

Cómo usarla

Como piedra de estimulación energética, se coloca sobre el chakra sacro para promover la correcta disposición mental y llevar la atención hacia los patrones de conducta arraigados que no permiten avanzar.

Como acompañamiento de la meditación es una excelente herramienta, pero se debe utilizar con cuidado pues su poder es tan grande que puede sacar a relucir nuestra propia oscuridad haciendo evidente aquello de lo que no somos conscientes. Luego de utilizarla se recomienda mantenerla contenida en una bolsa de tela gruesa, de preferencia de color oscuro.

Etimología: proviene del romano Obsius, quien según los escritos de Plinio, descubrió la piedra en la actual Etiopía.
Elementos minerales: Roca volcánica amorfa, rica en ácido silícico.
Se encuentran yacimientos en México, Ecuador, Indonesia, Islandia, Italia, Japón, Sudáfrica.
De origen volcánico se forma por el enfriamiento extremadamente rápido de lava rica en ácido silícico, el enfriamiento es tan rápido que no da tiempo a que se forme una estructura cristalina, se forma una masa solidificada amorfa con bastantes inclusiones minerales, agua y gases. Cuando la obsidiana comienza a cristalizar lentamente se empiezan a formar pequeñas inclusiones de feldespato lo que forma la obsidiana nevada o “copo de nieve”.
En ciertas culturas de la Edad de Piedra y en las primeras civilizaciones , era muy valorada, porque con ella se podían hacer cuchillas muy afiladas, usadas como cuchillos y puntas de flecha o lanza. Las culturas mesoamericanas usaron profusamente la obsidiana para elaborar herramientas y ornamentos. También la utilizaron para elaborar armas, como el temible macuahuitl o macana y puntas de flechas porque, al ser muy filosa, perforaba y tajaba la piel y la carne con facilidad. Incluso se han descubierto instrumentos quirúrgicos precolombinos hechos de este material. 
Se adjudica al signo zodiacal de Capricornio.