@solitalo

Queridos hermanos y hermanas, os saluda Omraam Mikhaël Aïvanhov. Recibid como siempre todo mi amor, toda mi luz, así como la presencia del Cónclave de los 24 Melquisedec.

Hoy estoy entre vosotros como comandante y portavoz. Como es mi especialidad preferida, empezaremos con un baño de Fuego Divino para habituarnos mutuamente en nuestra presencia, no es así? Vamos empezamos…

Y bueno, hoy vengo como siempre a traeros algunos elementos para esclarecer si aún es posible lo que estáis viviendo y también para finalizar esta ronda de transmisiones que hemos hecho durante el otoño y el invierno. Como os dije, hemos tenido una fuerte presencia del Espíritu Micaélico, sobre todo con la última intervención del Arcángel Mikhaël. Como veis, estos son los tiempos de la Época Micaélica. Tiempo donde todo es enderezado, donde todo es puesto en su lugar, donde la Verdad se hace evidente en todos los ámbitos, en todos los niveles. Sabéis que es el trabajo del Arcángel Mikhaël y sus milicias, el de dominar las fuerzas rebeldes por medio de la Presencia del Amor.

De esta manera la Fuerza Micaélica se ha ido haciendo más y más presente en cada uno de vosotros, siendo el equipo de la Tierra, y gracias a vosotros, las Fuerzas Celestiales pueden actuar con mucha precisión a su alrededor, es decir , aparecen en esta olla a presión que es ahora mismo la Madre Gaia! Vosotros pues facilitáis la obra por vuestra propia transmutación y por la irradiación que esto provoca a todos los hermanos, a toda la Tierra y los reinos de la naturaleza también.

Junto con el Arcángel Mikhaël hemos tenido también la visita de otros arcángeles eh, que han ido aportando algunos colores, algunas virtudes que corresponden al desarrollo del cuerpo de Eternidad, las virtudes que os abren las puertas del Cielo, de las dimensiones Divinas donde reina la armonía, y a la vez, también os permiten irradiar y manifestar estas virtudes en vosotros.

Finalmente los Melquisedec os han acompañado entregándoos algunos pequeños detalles sobre cómo vivir estos tiempos con la ayuda de los elementos, como por ejemplo con la tierra y sobre todo el aire.

El aire que os lleva la comunicación de arriba, del Espíritu. El aire que da vida al fuego, que pone en marcha el agua, a hervir el agua y finalmente actúa sobre vuestro cuerpo físico transfigurándola, encendiéndose en el Fuego de Vida Eterna. Como algunos de vosotros habréis observado y vivido, muchos cambios se están produciendo en las manos y los pies. La piel de todo el cuerpo también se está modificando, la notaréis más fina, como si fuera de seda. Por el momentos sentiréis que realmente no hay piel, ya que se ha vuelto tan sutil, que hay una fusión total con el cuerpo de Luz y con el resto del Universo. Como yo decía, con el Alma Universal que es toda la creación.

La etapa de las vibraciones y de lo que llamamos la Luz Vibral ya ha quedado atrás, porque ahora que ya estáis habituados a la presencia de la Luz Verdadera, las vibraciones dejan paso a la inmovilidad, al silencio, y son las Frecuencias de Luz cada vez más poderosas, más absolutas, las que vayan integrando en vuestro cuerpo de Luz y también en el cuerpo físico que lo sigue. 

Algunos ya os puedo decir que están tocando los estratos altos de la 6ª dimensión en cuanto a la manifestación aquí en la Tierra eh. No os hablo de todo el abanico de fusión y disolución en el resto de dimensiones eh, ya que como os han explicado las conciencias que han intervenido estos meses, la escala del Cielo en la Tierra está muy activa ahora mismo. Y desde arriba, arriba, arriba, hasta aquí en el mundo subterráneo de la Tierra, donde algunos de vosotros también estáis en el sistema, aportando la Luz en los lugares más oscuros. Y a pesar del sufrimiento que esto ha podido ocasionar, habéis salido reforzados, habéis salido coronados, habéis salido como héroes. Incluso si nadie se ha dado cuenta, vosotros lo sabéis y nosotros también!

Según la tradición, ya se decía que el Sacerdote de Melquisedec vive en un sacrificio constante. Y eso qué significa hoy en día? Pues que todos vosotros, que como os dijo el Arcángel Mikhaël, han vivido la redención, y han conectado con la Luz Unitaria entran ahora en la Acción Micaèlica. Por lo tanto, vuestra Conciencia es Libre! Esto os permite un ir y venir, un rebote desde el Absoluto y las Esferas más altas hasta aquí en la Tierra, como si fuerais un cable elástico. Esto os permite regeneraros en los emplazamientos de la Luz Original, del Tesoro de Luz, y al instante siguiente, presentes con un hermano que lo necesite aquí en la Tierra o en una situación donde la Luz os ha enviado. Y allí entregar, dar, y facilitar toda la Luz! Por tanto, es en este sentido que hay un sacrificio, que no quiere decir que sea un sacrificio que provoque sufrimiento. Porque desde el momento en que os convirtáis en la Fuente, la Fuente no para de brotar, no para de regar.

Así que sólo dad, dad y dad! Entregaos! Y todo el Universo, toda la Vida os entregará a vosotros. Sacrificad la Luz! Y todo el Universo se sacrificará por vosotros. Esto simplemente requiere de vosotros una madurez, tanto del alma como del Espíritu. Después de todos estos años viviendo el despertar de los chacras, los puntos del cuerpo de Eternidad, de la onda de vida, del canal marial… ahora os pedimos la madurez para ser quien soys verdaderamente en el Espíritu. Y dar, dar y dar en este tiempo de Revelación de la Madre Gaia.

Venid, vamos a hacer unos pequeños instantes de comunión con todo el Cónclave de los Melquisedec, por tanto una fusión de los elementos: fuego, aire, agua y tierra
Mirad como mana y mana esta Fuente! Qué maravilla, qué maravilla! Espero que todos lo podáis ver bien claro, que desde que alguien limita su propia Luz, su propio Amor, desde que uno empieza a pensar de manera egoísta con la personalidad y controlar, eso se ha terminado amigos, se ha acabado! Y así empiezan todos los sufrimientos, todas las desgracias que se han vivido. Desde el momento en que deis, Manaos como una Fuente para todos, sin ningún miedo, entonces sí, entonces todo se convierte en un regalo y todos os fecunda mutuamente.

En esta primavera que ahora comienza en el hemisferio norte, muchas y muchas flores saldrán. Una Luz cada vez más blanca, más refinada, más pura se despertará en vuestro Corazón y en su Capullo. La visión misma de la materia se modificará, lo veréis, todo será más claro, todo irá cogiendo un resplandor mágico a medida que, como ya hace años os decía, se van acumulando las Partículas adamantinas.

Así que abríos al Sol que brilla sobre vuestra cabeza, el Sol Divino, el Sol Alado, porque muchas flores y frutos nacerán estos próximos meses. Por nuestra parte, contad cada día con nosotros. Visitaré de nuevo este espacio dentro de poco para dar el pistoletazo de salida a una nueva etapa. Durante estos meses de otoño-invierno de 2018 y 2019, hemos hecho una gran limpieza, hemos vuelto a cosas muy básicas para poder hacer un salto más arriba de donde estábamos. A menudo veréis que es necesario reforzar las bases, consolidarlas a través de los colores, de las virtudes como hemos hecho, para luego subir y acceder aún más arriba donde ya no hay vibraciones, donde sólo aumentando la Frecuencia y, como muchos veréis, esta Frecuencia es cada vez más exigente, más silenciosa, y tiene un poder total sobre la inercia de la materia, con el fin de liberar definitivamente vuestra materia y la materia de la Madre Gaia.

Os ofrezco un pequeño instante para haceros mi regalo de esta primavera. Es una sorpresa que tengo para cada uno de vosotros, especial para cada uno, sí. ¿Qué pensáis? Ya os conozco bien, sois unos cuantos en los que estoy bien encima, eh? Porque hay algunas cosas que todavía tienen que pasar en este final de fiesta, y os aseguro que lo pasaremos muy bien. Acoged mi regalo

Que el Fuego del Amor, que el Fuego del Cristo, que el Fuego Divino queme siempre en vuestro Corazón queridos hermanos y hermanas! Os saludamos el Cónclave de los 24 Melquisedec. Yo soy el Omraam Mikhaël Aïvanhov, siempre aportándoos todo mi amor, toda mi luz y mis bendiciones. Hoy con un pequeño regalo sorpresa que cada uno tendrá que descubrir. Os digo hasta pronto para iniciar la próxima etapa.

Un abrazo inmenso a todos los hijos e hijas, a todos los hermanos y hermanas, haciendo Uno solo; en Un solo Amor, Una sola Luz y Una sola Verdad. Hasta pronto!

Transmitido por Silah Pere Sicart