@viajesdenacho

26 de marzo de 2019

La ley del Ritmo nos dice que todo fluye y refluye; todo tiene sus períodos de avance y retroceso, todo asciende y desciende; todo se mueve como un péndulo; la medida de su movimiento hacia la derecha es la misma que la de su movimiento hacia la izquierda; el ritmo es la compensación. Cuando un individuo o un colectivo toca fondo, cae en el abismo, pero tiene la Fuerza de Voluntad para subir la cabeza y volver a comenzar, se le abre un horizonte nunca antes imaginado. Alguien que ya sabe lo que es perderlo todo, no haber apreciado lo que tenía, deja atrás el papel de víctima, recupera su poder y junto a Dios inicia una nueva etapa. El maestro de la resiliencia sabe que el próximo retroceso será mucho menos pronunciado, la subida ya se ha iniciado, tiene una fuerza interna sin medida ni sentido lógico, algo caliente que viene desde adentro como un volcán, eso solo lo conoce quien siente a Dios adentro. Ese es el sentimiento que está comenzando a hervir en el corazón de los venezolanos, una nueva pasión, la oportunidad de ir más allá de lo conocido, hemos manifestado un nuevo futuro posible desde la Fe que mueve montañas. Te invito a viajar con tu mente, vamos bien, solo te pido que visualices esta posibilidad, vamos a estirar la liga al máximo para dar un gigantesco paso cuántico.

En otros planetas, cuyas humanidades han transitado por el proceso de elevar su consciencia desde una 3era dimensión a una 4ta y luego 5ta dimensión, ocurren situaciones, crisis, problemas que los llevan a tomar decisiones que los sacan de sus zonas de confort sumidas en la 3ra dimensión. La experiencia de 3ra dimensión es la de “sensación de mayor separación de la Fuente”, por lo tanto, tendemos a tomar decisiones contrarias al Orden Divino.

Lo único permanente en el universo es el cambio, lo que deja de avanzar se estanca, se pudre y comienza a infectar aquello que tiene alrededor. En este sector de la galaxia, la Tierra se quedó artificialmente estancada en la 3ra dimensión.

Las situaciones que vive cada humanidad y que las empujan a avanzar son variadas, en algunos casos ocurren catástrofes naturales, en otros son situaciones sociales que las llevan a tomar un rumbo diferente como colectivo. En resumen, lo que no avanza por las buenas es empujado por un Sonido Cósmico que eleva la vibración del Todo, es como un sacudón universal, y esto hace que todo cambie. Quienes están vibratoriamente cómodos con la nueva vibración, irán fluyendo con los nuevos tiempos, quienes se resisten van a sufrir de más.

Nos ubicamos en el futuro, el planeta ha cambiado pero unos países son los pioneros de la nueva humanidad. Les cuento, que el país llamado Venezuela se estancó, se pudrió y fue empujado por la Eterna Luz Viviente hasta parirse a sí mismo. Gracias a este parto podemos observar que, en Venezuela, se dejó de producir petróleo, su enfoque es el eco turismo energético/espiritual, miles de personas de países lejanos vienen a sentirse vivos, energizados y conectados con la Fuente. Volvimos a nuestras raíces, tocamos fondo y nos reconstruimos no solo como país sino como seres humanos.

Los niveles de suicidios y problemas depresivos en el planeta se han disparado a niveles nunca antes vistos, tenerlo todo y sentirse sin nada, no sentir pasión por la vida, sentir que no vale la pena vivir es de las peores tragedias humanas. Esto ha permitido que cientos de posadas y hoteles surjan enfocados en brindarle al turista una oportunidad de crecimiento en bienestar, el contacto con la naturaleza, la energía, la bondad, la alegría, el buen humor nutre el espíritu. El agua que se consume en el país está naturalmente energizada y adicionalmente se han creado comunidades que conscientemente estructuran con pensamientos y emociones de luz, el agua de ríos y manantiales para que quienes toman o se bañan en dichas aguas se sientan rejuvenecidos.

Adicionalmente, las personas vienen a recibir tratamientos naturales contra muchas enfermedades, hay centros de salud que combinan la última tecnología y lo más avanzado en productos producidos en el sur de Venezuela, en la selva amazónica. Cientos de parejas vienen a Venezuela a dar a luz a sus hijos, inclusive desean concebirlos en estas tierras, y es que los bebes están naciendo con su ADN original de 12 hebras activo. Eso vale más que el oro, tener integrados los códigos lumínicos sencillamente no tiene precio, es la mayor felicidad para unos padres que desean lo mejor para sus hijos.

Exportamos alimentos orgánicos ya que hace tiempo que dejó de permitirse la entrada de semillas genéticamente manipuladas al país y esto permitió un resurgimiento de la agricultura en pequeñas comunidades que se especializan en diferentes productos. Cuando los seres humanos comenzaron a darse cuenta del beneficio de los alimentos producidos naturalmente, comprendieron que eso los nutría directamente de la Fuente.

El sistema educativo es totalmente innovador ya que hay una natural tendencia hacia la telepatía, la telequinesis, la clariaudiencia, la clarividencia, la claricognociencia permitiendo que todas las áreas científicas, artísticas, sociales, ecológicas se vean nutridas por información que llega desde el internet cósmico. Los niños son especialmente expertos en conectarse con sus pares en otros sistemas solares, y se divierten conversando con razas estelares y humanidades de otros planetas. Es toda una aventura maravillosa encarnarse en Venezuela ya que ofrece todo un abanico de oportunidades de crecimiento para cualquier Ser de la galaxia.

Las religiones son estudiadas en el colegio como parte de una época pasada en la cual la gente necesitaba formar parte de grupos y dogmas. La espiritualidad es hoy en día una relación individual entre el ser humano y Dios, cada quien se hace responsable de sus co creaciones. El descubrimiento del universo dentro de cada uno de nosotros nos ha abierto a otro nivel de existencia.

La explotación de minerales quedó en el pasado, hubo un tiempo en el cual vivíamos de estos productos, pero gracias a una enorme crisis energética, social, económica y política, tuvimos que reconstruirnos como país bajo una visión completamente nueva.

Pocas personas viven en la ciudad, la mayoría tiene sus casas en comunidades y de vez en cuando se realizan eventos en la ciudad para compartir los logros de las diferentes comunidades. Las ciudades quedaron como lugares para recibir temporalmente a personas que desean visitar los museos, las bibliotecas, y ciertos lugares del pasado.

En fin, este es un futuro posible, ya que luego de una gran destrucción siempre viene la reconstrucción, pero hay varios futuros y algunos se ven más luminosos que otros. Esto no es ficción, esta es una posibilidad real que tenemos como país y si tú la imaginas ya existe, así funciona el universo cuántico.

Natacha Henríquez Paneyko