@solitalo

Te pasa que un día te levantas y cuando comienzas a analizar tu vida te sientes estancado en el mismo punto desde hace años? No avanzo, no he logrado mis metas, sigo en el mismo trabajo que detesto, en la misma casa que me desagrada, rodeada de personas que no vibran conmigo…

Pues esto nos ha pasado a todos, llega un punto de la vida donde nos cuestionamos las metas, los proyectos,los objetivos que a lo mejor teníamos hace diez años pero que ya hoy no nos sirven para nuestros propósitos.

De paso estás desmotivado,sin ninguna pasión que te haga replantearte, apático,en fin cansado y sin saber a dónde ir…

Pues déjame decirte que lo que estás es pasando por una etapa de bloqueo que puedes corregir con 4 simples pasos:

1. Mueve tu cuerpo,tu mente y tus emociones en cualquier dirección,no importa,esto te hará salir del estancamiento. Baila,lee,ve al cine,interactúa con otras personas,haz

cualquier cosa que te saque de tu zona de confort.

2. Ahora que te has movido pon una estructura para que ese movimiento no sea caótico. Crea un nuevo hábito diario que te ayude a enfocarte y a poner orden. Lo que realmente importa en este punto es el proceso de construirlo.

3. Enfrenta tus pensamientos limitantes y conviértelos en preguntas. En lugar de decir “no puedo,porque no tengo dinero” pregúntate qué debo hacer para conseguir más dinero? Cómo puedo sacar mayor provecho a mis habilidades? Qué puedo hacer o dejar de hacer? Hazte el hábito de pasar tus afirmaciones limitantes a preguntas positivas y en poco tiempo notarás los cambios.

4. Una vez que hayas superado los primeros puntos ve a tu corazón,busca esa conexión superior y pregúntate para qué estoy en esta situación? Qué me está enseñando? Qué necesito aprender? Estas respuestas te llevarán a ver qué has estado posponiendo en tu vida, cuándo dejaste de hacer lo que soñaste por cumplir deseos de otros.

Esta auto observación te permitirá retomar tus verdaderos motivos para vivir y con ese impulso verás pasar el bloqueo de largo y conseguirás reenfocarte en lo verdaderamente importante. Éxito en tu reconstrucción, abrazos de Luz!Solange