@solitalo

“Esto ocurre siempre cada vez que usas la palabra “I,” (yo) pues es la descarga del Poder Universal.

Sabiendo que el “I AM” eres tú, entonces cuando tú dices: “Me duele la cabeza, mi estómago está mal, mis intestinos están alterados,” estás lanzando la energía al interior de esos órganos, para que actúe de acuerdo con lo que tú has decretado; puesto que cuando tú dices “mi,” es la misma energía actuando – ya que hay una única persona que puede decir “I” (yo) or “mi,” y esa eres tú, decretando para tu mundo. Cualquier expresión que puede ser utilizada únicamente por ti mismo está incluyendo la energía y la actividad de la Presencia I AM.

La frase oriental para “I AM” es “OM.” Significa lo mismo que “I AM” está empezando a significar para el mundo occidental. Por lo que a Mí respecta, me gusta mucho el uso del “I AM”, porque su misma expresión indica “Dios en Acción en el individuo” “OM,” tal como lo entienden los orientales, es una Presencia Universal, y ni de cerca tan apta para dar a los estudiantes la conciencia de la Presencia I AM actuando en el individuo, como el uso de “I AM.” Esto explica en gran medida la situación en India hoy en día. Cientos de miles en India, mediante la confusión de muchas castas, han caído en el error de que la entonación de “OM” era todo lo que se necesitaba en sus vidas. Aunque esto trae una cierta actividad en cientos de miles de casos, no trae la energía de esa actividad al interior de la acción del individuo, y por eso es de poco beneficio.

El método de los Maestros Ascendidos a través de las eras desde tiempo inmemorial ha sido el uso consciente de la Presencia I AM, el reconocimiento y la plena aceptación del Dios en Acción en el individuo, que trae más y más al interior del individuo la plena actividad inteligente de la Presencia de Dios – la Deidad.

Aquellos orientales que han alcanzado un gran logro – como lo han hecho muchos de ellos – han llegado a estar conscientes de esta Actividad Verdadera a través de su meditación sincera.

Quizás la cosa más simple y poderosa que el individuo pueda continuar recordándose a sí mismo es que cuando él dice “I AM”, está – sabiéndolo o no – poniendo en acción dentro de sí mismo la Energía de Dios completa y sin adulterar.

La energía se convierte en poder mediante el uso consciente. El hecho de que los individuos estén en una encarnación humana es el mandato de elevar el mundo del individuo a la actividad perfecta. Cuando la conciencia del individuo se eleva, todo en el mundo de ese individuo es elevado a la Actividad Interna.

“O Mani Padme Hum” significa realmente Dios en Acción en el individuo. Utilizad el “I AM” en lugar del “OM” en todas las ocasiones, pues muchos de vosotros habéis estado encarnados en una encarnación hindú. En algún momento conociste ese uso, y para impedir invocar un uso inferior, utiliza el “I AM” ahora para llevarte a la Plena Elevación.

Cada vez que dices “I AM”, estás poniendo en movimiento la Pura Energía de Dios, no coloreada por conceptos humanos. Este es el único modo de mantener la pura Energía de Dios sin contaminar por la calificación humana.

Se puede obtener resultados tremendos en corto tiempo mediante el uso decidido de estas afirmaciones:

“I AM esta Pura Inspiración.”

“I AM esta Luz Pura aquí mismo en acción” (Visualiza esto a través del cuerpo ahora)

“I AM esta Pura Revelación de todo lo que quiero saber.”

Sujeta las riendas del poder por siempre dentro de ti. A la gente le da miedo simplemente abrazar el Gran Poder de Dios y permitirle operar. ¿Qué hay de temer en Dios? Su actuación es Pura y Perfecta, y si tú no te estiras para abrazar el Gran Poder Puro de Dios, ¿cómo puedes esperar usarlo y tener perfección? Tú debes reclamarlo por tí mismo. Decir: “I AM el Ser Ascendido que deseo ser ahora” inmediatamente envuelve a lo externo en esa Presencia Elevadora. “I AM mi Liberación Eterna ahora de todas las imperfecciones humanas.” Date cuenta de Quién Es “I AM”.

(…) No hay ser humano en todo el Universo que pueda reconocer a esta Presencia I AM por otro. En tu reconocimiento de esta Presencia I AM como Quien Tú Eres, cada paso que ganas es un logro permanente, y no puede haber retroceso.

“DISCURSOS DEL I AM. Maestro Ascendido Saint Germain”. Discurso VII. P. 81