Etiquetas

, , , , ,

@solitalo

Christian Schloe, Austrian Photoshop Artist:

Con la Luna estabilizada en Tauro, amanece el lunes con una nota más tranquila. Un conciliador sextil Mercurio-Quirón (Capricornio-Piscis) apoya la aceptación y el perdón. Hoy es el día del solsticio de invierno; la entrada del Sol en Capricornio, el día más corto del año y marca el cambio de estación. He calculado un horóscopo para el solsticio tratando de extraer los temas más relevantes para los próximos tres meses, y este carta natal del solsticio es notable, tanto por un gran trígono de tierra estabilizador (Luna en Tauro, Júpiter-Nodo Norte en Virgo y Plutón-Mercurio-Pallas en Capricornio) como por una desafiante T-cuadrada cardinal (Marte en Libra, Urano en Aries y Plutón-Mercurio-Pallas en Capricornio).

Esta carta nos dice que no hemos terminado con los cambios promovidos por la cuadratura Urano-Plutón, y es interesante que el stellium implique a Plutón, que forma parte por lo tanto de el gran trígono y de la T-cuadrada. Si abrazamos las experiencias transformacionales que surgen – especialmente las que desafían nuestras formas habituales de pensar o ir en contra de la sabiduría convencional – vamos a tener acceso a cierta calma interna que nos permita crear nuevos y más sustanciosos planes para la siguiente fase de nuestra vida.

La conjunción de Mercurio con Pallas es exacta a primeras horas de la mañana del martes (18 ° 26 de Capricornio), por lo que esto puede anunciar una visión más clara de las nuevas formas que deseamos crear. La Luna en Tauro en trígono a Júpiter en Virgo refuerza el sentido de que todo es como debe ser. Cuando la Luna cruce el umbral de Géminis por la tarde, estaremos listos para hacer girar esas nuevas ideas que surgen a nuestro alrededor y quizás hagamos lluvia de ideas sobre las muchas posibilidades que visualizamos con un amigo interesado.

El miércoles 23 de diciembre la versátil Luna en Géminis es el planeta más activo; empieza el día con una cuadratura a Neptuno, incitándonos a permanecer en el estado de sueño, aun cuando la alarma del reloj suena fuerte, proclamando que es hora de levantarse. Vamos a estar más orientados hacia nuestros objetivos al mediodía, cuando una oposición Luna-Saturno nos recuerde todo lo que tenemos que hacer antes de las vacaciones – ¡ y sin mucho tiempo para hacerlo!.

El “planeta enano” Ceres en Acuario encuentra apoyo en un sextil al amante de la libertad Urano. Nos hace sentir seguros sobre la idea de que no tenemos que seguir las reglas con el fin de ser aceptados pero puede conducirnos a pequeños conflictos de menor importancia, dada la situación del Sol en el convencional Capricornio.

Francisco Lorenzo