Etiquetas

, , , , , , ,

@solitalo

Vive en la frecuencia del amor de Dios y expresarás el lenguaje de tu alma. No necesitarás utilizar tu mente cada vez que hables porque sabrás que cada palabra tuya contendrá la pureza del Creador.

Absolutamente todo… desde preguntar donde está ubicada una calle a un desconocido, cuando hablas con tus hermanos, cuando aconsejas a alguien, cuando te comunicas con un ser amado. Verás el rostro de esas personas, sus expresiones, hasta su asombro de la forma en que lo tratas. Es porque le has transmitido todo el flujo de energía divina que hay en ti y ella luego se expandirá. Vaya que hay formas sencillas de dar amor, de iluminar, de ayudar a tus hermanos a despertar. Porque ellos verán algo en ti, que desearían experimentar en ellos… vivir en tu misma sintonía.

Extracto de la segunda parte del libro “Ignacio Rivas y sus Mensajes de Dios”