Etiquetas

, , , ,

@solitalo

KA  by Francene Hart

Asociamos de manera espontánea el bien a Dios. No, el bien -como el mal- no es sino un servidor de Dios. Dios no es el bien, Él es infinitamente mucho más que el bien. Así pues, dejen de preguntarse por qué Dios permite que el mal exista. Dios permite todo, y permite todo porque Él utiliza todo.

Y ustedes también deben comprender cómo utilizar el mal en sus trabajos, exactamente como el químico que no rechaza nada porque sabe utilizar todos los productos que se encuentran en su laboratorio, incluso los venenos porque se necesita de todo en un laboratorio. El químico pues, debe ser un modelo para nosotros. Puesto que en nuestro laboratorio interior poseemos lo puro y lo impuro, lo luminoso y lo oscuro, lo que nos empuja hacia abajo, es necesario que aprendamos a utilizar todo para realizar los designios de Dios. ¡Agradezcan al Cielo haber sido creados tal y como son, y trabajen!

Omraam Mikhaël Aïvanhov