Etiquetas

, , , , , , , , ,

@zonastral

Como podrán haber notado este blog que nació con la humildad y el entusiasmo de aprender, se ha convertido en un lugar de encuentro de bellísimas personas, expertos por demás en las áreas que manejan. Hoy tengo el honor inmenso de darle la bienvenida a mi amigo Ricardo Wagner de zonastral.com, una de las páginas más completas y con más antiguedad de la web, quien gentilmente comenzará a publicarnos cosas de “astrología de verdad”, digo así porque mis conocimientos al respecto son muy limitados, aprendamos juntos!

Todos los seres humanos, al inicio de nuestras vidas (usualmente con nuestro nacimiento) tenemos una “foto” de la manera que los planetas se encontraban en aquel Instante. Es nuestra “CARTA NATAL”.Esta delinea nuestra personalidad, la forma como los otros nos ven, nuestros distintos potenciales como personas.

Como, “Foto”, muestra características y potenciales estáticos que invariablemente siguen con nosotros durante nuestra existencia.
También, y en muchos casos, nos da lo que se llama “Promesa Natal”, que son ciertos lineamientos de las tendencias terrenales que gobernarán nuestra existencia. Se dice “promesa” y “tendencia” porque no están escritas en piedra, más bien, y está demás decirlo, es un Ser Superior el que tiene el poder de que aquella promesa tenga lugar o no.

De igual manera, con el transcurrir de los minutos, horas y años, aquella “foto” estática, es afectada por el movimiento de los planetas alrededor del Zodiaco. Este movimiento, con relación a los planetas tal como se encontraban al momento de nacer, es lo que se conocen como “TRÁNSITOS”.

Los planetas en acción o en “TRANSITO”, giran alrededor del Zodiaco a diferente velocidad. Por ejemplo, la LUNA lo hace cada 28 días, El SOL cada 12 meses, MARTE cada 23 meses, SATURNO cada 28 años
(aproximadamente) y así por el estilo. En este transitar por el Zodiaco, los planetas eventualmente pasan por la posición en que se encuentran en nuestra “FOTO” natal. Es lo que se llama el “RETORNO” del planeta.

Estos retornos son importantes pues las energías que se generan, dan un efecto de “renacimiento” y nos permite elaborar así el POTENCIAL que un individuo tiene para el próximo RETORNO. Es así, por ejemplo, que el Retorno Solar ocurre cada 12 meses aproximadamente (con horas de diferencia) al día de nuestro cumpleaños y también varía de alguna forma si aquel es calculado en un lugar diferente al que se
tomo nuestra “FOTO” natal.

LOS CICLOS

El Zodiaco se divide en 12 secciones llamadas CASAS. Cada una de las Casas hace referencia a un aspecto de nuestras vidas, de la siguiente manera:

La Casa 1… La personalidad, el YO, nuestro físico
La Casa 2… El dinero. Nuestras posiciones
La Casa 3… La comunicación, los viajes cortos, los hermanos
La Casa 4… El hogar, nuestras raíces, de dónde venimos
La Casa 5. La diversión, la creatividad, las aventuras, el juego
La Casa 6… El trabajo en dependencia, las enfermedades
La Casa 7… La pareja, las asociaciones personales y comerciales, los contratos
La Casa 8… La transformación. Las posiciones de terceros, la herencia
La Casa 9… La filosofía. Los estudios, los viajes largos
La Casa 10… La posición social, nuestra carrera, nuestros honores, la empresa, hacia donde vamos
La Casa 11… Los amigos, los deseos y aspiraciones
La Casa 12.. las Instituciones grandes, los temas escondidos, lugares de confinamiento.

En este orden de cosas, a medida que los planetas se mueven, se dicen que van “TRANSITANDO” por las diferentes casas y afectando, dependiendo del planeta y del signo zodiacal en que se encuentran, a algún área de nuestras vidas.

El estudio de los CICLOS PLANETARIOS consiste en mirar al pasado y ver como determinados planetas han afectado nuestras vidas cuando han transitado por una de las casas. Así mismo, procurar ver el potencial de la forma que ellos puedan afectar su tránsito futuro. Cada individuo tiene dos o tres planetas que afectan sensiblemente sus vidas. El estudio de los ciclos debe primero determinar cuáles son esos planetas. Por lo general uno es de movimiento rápido alrededor del Zodiaco, que afecta a aquellos temas de rápido suceso como pueden ser traslados, accidentes, etc.

Otros, de movimiento lento, tienen mayor influencia en los temas profundos de nuestras vidas. Por ejemplo, quien escribe este artículo, fue afectado en su salud seriamente cuando Saturno transitaba por su SEXTA casa natal, la casa de la SALUD, y ello ocurrió las dos veces que Saturno transitó por dicho lugar.
El estudio de los Ciclos Planetarios es un trabajo muy minucioso que puede tomar días o semanas y demanda una retrospección de los sucesos ocurridos durante ciclos pasados y luego efectuar una tabulación de las fechas en que existe un potencial de que algo similar o relacionado pueda ocurrir en el futuro.

Es importante entender que se trata de un POTENCIAL, esto es, de posibilidades de que nuestro destino sea afectado por el tránsito de un planeta por una Casa natal.

Su importancia

El estudio de los Ciclos Planetarios, en primer lugar nos ayuda a entender nuestro pasado y encontrarle un sentido Astrológico a los sucesos de nuestras vidas. Luego, nos permiten poner alertas a temas similares en el futuro, a prevenir circunstancias negativas y a sacar provecho de situaciones que pueden ser de nuestro beneficio.
El estudio de los Ciclos Planetarios se ha venido dando desde que el ser humano descubrió sentido en la Astrología y se utilizó mucho para temas agrícolas y geopolíticos que llamaron la atención a nuestros antepasados.

Han cobrado mayor prominencia recientemente en temas como la salud, la política, la economía, el trabajo y semejantes. Se utiliza además para elegir momentos más apropiados para realizar actividades que estadísticamente se han manifestado como apropiadas en circunstancias o aspectos astrales determinados: En Política, la toma de decisiones, En administración de empresas, la firma de contratos, la contratación de personas, los giros de un negocio.

Es por demás conocido, que importantes mandatarios de Potencias Mundiales se han ayudado de esta herramienta para toma de cruciales decisiones. El Presidente Ronald Reagan era conocido por tener siempre junto a su médico, a su astrólogo personal, y su mote de “Gran Comunicador” viene por el hecho de manejar apropiadamente su relación con las masas como como consecuencia de tener al Planeta Mercurio en la casa XII en conjunción con su ascendente.

Por Ricardo Wagner