Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , ,

@solitalo

XIV. EL RAYO

La meditación actúa poco a poco, en cambio, un buen grito del maestro, inesperado, en una situación donde el discípulo estaba haciendo una pregunta y el maestro salta, grita, o le pega, o le saca por la puerta, o salta sobre el…Tales métodos, tan expeditivos, nunca se habían conocido: surgieron del mismísimo genio creativo de Ma Tzu, quien hizo que mucha gente se iluminara. Algunas veces parece de chiste. Por ejemplo, tiro a un hombre por la ventana de una casa de dos pisos porque fue a preguntarle sobre que podía meditar.

Y Ma Tzu no solamente lo lanzó, saltó detrás de él, le cayó encima, se sentó sobre su pecho y le preguntó: ¿Lo entiendes?. Y el pobre hombre dijo: (si hubiera contestado que no, quizás le hubiera pegado o hecho algo más). Pero fue suficiente con las fracturas y Ma Tzu sentado sobre su pecho diciéndole: ¿Lo Entiendes?. Y de hecho, el lo entendió, porque fue tan súbito, tan de repente, como llovido del cielo…, algo que nunca hubiera podido concebir.

Comentario

La carta muestra una torre quemándose, destruyéndose, derrumbándose en pedazos. Un hombre y una mujer caen de ella, no porque lo deseen sino porque no tienen otra alternativa. De fondo hay una figura transparente en meditación que representa la consciencia observando. Puede que te sientas bastante removido ahora mismo, como si la tierra estuviera moviéndose bajo sus pies.

Tu sentido de seguridad esta siendo desafiado y la tendencia natural consiste en tratar de aferrarte a lo que puedas. Pero este terremoto interior es necesario y tremendamente importante. Si lo permites, surgirás de las ruinas mas fuerte y mas disponible para nuevas experiencias.

Tras el fuego, la tierra vuelve a reponerse. Después de una tormenta, el aire se aclara. Trata de observar la destrucción con desapego, casi como le estuviese sucediendo otra persona. Di sí al proceso encontrándote con el a medio camino.