Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

IRA

 

La próxima vez que te sientas iracundo, ve y da siete vueltas a la casa, y después siéntate debajo de un árbol y observa dónde se ha ido tu ira. No la has reprimido  no la has controlado, no se la has echado encima a nadie…
La ira sólo es un vómito mental; no hace falta echarla encima de nadie. Corre un poco, o toma una almohada y golpéala hasta que se te relajen las manos y los dientes.
En la transformación nunca controlas; simplemente te haces más consciente. Estás iracundo; es un fenómeno muy hermoso, es como electricidad en las nubes…